miércoles, 17 de marzo de 2010

Cuba, la teoría del poder absoluto y perdón a Meskalis

#80 Comentario por eutiquio17/03/2010 @ 20:29
#65 Comentario por meskalis17/03/2010 @ 17:21
#55 Comentario por eutiquio
—————————————-

Ante todo, te pido disculpas humildemente, si en algo te he ofendido, jurándote por mis muertos y mis vivos que nada estaba más lejos de mi intención. Como alguien ha dicho ya por aquí algunas veces, mi problema es un exceso de ardor en la defensa de mis ideas que, lo reconozco, puede llevarme fácilmente a quebrantar algunas normas de un sano debate. Esto me ha hecho perder la amistad y el trato con algunas de las personas que más estimaba aquí. No me gustaría que eso ocurriera contigo, porque por todo lo que te he venido leyendo creo que andamos, más o menos, en la misma onda.

Suscribo totalmente lo que dices en tu comentario de referencia. Y creo que ha habido un malentendido mutuo y recíproco.

¿Por qué afirmo que hay un malentendido por tu parte?

Porque, como a Rosanna, no sé de dónde sacáis que yo no condeno los excesos indudables del régimen cubano. Los detesto y los condeno tanto más cuando considero que, sin ellos, tal vez aquella isla fuera, para mí, el paraíso de Lezama Lima. Pero lo que yo trato de explicar con la peor fortuna, según veo, es que dentro de la relatividad que tanto condena ese Anticristo que habita en Roma, a la Cuba actual hay que enjuiciarla relativamente, lo que quiere decir que no podemos hacer sobre ella un juicio de valor absoluto: allí mandan los Castro como una especie de diarquía absoluta y todo lo que allí sucede no sólo es malo sino que es peor, sino precisamente creo que el razonamiento debería de ser el contrario: cómo sería la sociedad cubana si no hubiera tenido que soportar el odio y la persecución del más poderoso de los enemigos de este mundo que no ha hecho sino reforzar, en virtud del principio acción/reacción, la diarquía de los Castro.

Porque una de las máximas que sigo a rajatabla y que tú seguramente no sabes que venero es la que promulgó un lord ingles que atendía por Acton: el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente.

No es sino el último peldaño de mis razonamientos sobre el poder. El poder es inherente a toda relación humana y tiende por su propia naturaleza a incrementarse y oprimir. Al poder hay que neutralizarlo con la creación de otros poderes que broten de la propia sociedad en la que aquél se presenta y si esta sociedad se encierra herméticamente sobre sí misma, el poder tiende a convertirse en monstruoso y esencialmente insoportable.

Esto es lo que ha sucedido en Cuba, a mi juicio, y, como verás, mi opinión quizá sea más dura que la de los anticubanos sistemáticos. Pero la gestión de los Castro, seguramente obligados por las circunstancias, se ha encaminado a lo que Rajoy et alteri llaman repartir la miseria, y eso sólo puede hacerse mediante la igualdad porque, si no, seguramente hubiera sido monstruoso.

Cuba, pues, quizá por las terribles circunstancias que ha padecido, ha sido empujada a ser el único laboratorio en el que sus dirigentes se han visto obligados a aplicar las normas del marxismo como única solución al más terrible de los problemas, el completo aislamiento. Igual como no ha penetrado el aire fresco de la auténtica democracia, tampoco lo ha hecho el aire fétido de las corrupciones que una libertad omnímoda impone en estas sociedades tan LIBERALES que en otros sitios padecemos.

En fin, Meskalis, repito, mil perdones y un perdón más por este rollo que tú no te mereces.

Un abrazo, si tú me lo permites,

No hay comentarios:

calificacion de las entradas