miércoles, 31 de marzo de 2010

Ese prodigio de juez que anda en bicileta



#12 Comentario por eutiquio131/03/2010 @ 10:50
Bueno, Manolo, no sabes cuánto te agradezco que hoy hayas vuelto a hablar de los jueces porque eso me permite a mí hacer lo mismo sin que nadie me pite penalty.

Y es que éste de la justicia es un mundo fascinante aunque a algunos los aburra un poquito. A ti, que, por lo visto, puedes permitírtelo, te ha llamado la atención un juez que habla como todo el mundo y un comentarista tuyo nos ha aportado el tremendo detalle de acude a los juzgados en bicicleta.

En mi ya, ay, tan lejana época judicial, he visto casos asombrosos de reconversión de las personas. Recuerdo cuando asistí a una toma de posesión de un juez en una ciudad de esta provincia que dista de ésta mía unos 100 kms, se trabó una discusión sobre en qué coche ir y yo conseguí que fuéramos en el Mercedes último modelo del secretario del juzgado nº1, en lugar del mío, ya que se trataba de un viaje largo, luego, allí, en la comida me tocó al lado del secretario del juzgado de aquella localidad, que me mostró su asombro porque a él, que tenía el mismo sueldo que su colega de mi ciudad, la cosa sólo le daba para un seatín, así se llamaba el más barato de los seat de aquella època, el 127, mientras que el otro, tenía para aquel Mercedes trasatlantico.

Nunca más volví a ver a aquel secretario judicial tan sincero pero sí que vi como llegaba a mi ciudad otro que venía de Asturias, en donde ni siquiera consiguió ganar para el seatín. Bien. Al año de alternar y aprender con el secretario de mi ciudad, que tenía un Mercedes, el asturiano de procedencia iba ya en un BMW tremendo y al poco me confesó que su problema era qué hacer con tanto dinero como ganaba ya que no lo podía meter en la cuenta del Banco porque no podía justificarlo ante Hacienda.

O sea, que el problema es: ¿cuánto tardará el juez de Mallorca en comprender que no es bueno para su salud particular ni para la de la República andar por ahí en bicicleta, usar el lenguaje común para la redacción de sus resoluciones y encausar con esa acritud a los integrantes del PP?

Porque no debemos descartar, ni mucho menos, que sus colegas le llamen al orden y le digan: pero ¿tú adonde vas, muchacho?, que éste es otro mundo, olvida cuanto antes todo aquello que sobre la justicia aprendiste en la Universidad con todos aquellos profesores que consideraron mejor estudiar y enseñar Derecho que aplicarlo sobre las tarimas de los juzgados. Éste es otro mundo y se rige por otras leyes, asimilalas si no quieres terminar como un juguete roto en las manos de esa jauría que tan bien sabe manejar la derecha, bajo el mando de Trillo, ¿o es que no conoces ese dicho popular que dice donde fueres haz lo que vieres?

Estoy completamente seguro de que este admirable juez de Mallorca, cambiará, sobre todo si se mira en el espejo de Garzón, al que le quedan 4 días de pisar los estrados. Donde fueres haz lo que vieres. Qué sabia y qué triste es, a veces, la sabiduría popular.

No hay comentarios:

calificacion de las entradas