martes, 9 de marzo de 2010

Los enemigos de Garzón, recuento

No creo que haya existido nunca, en todo el mundo, un juez más conflictivo que Garzón. En eso, hay que admitirlo, es único. Ha concitado, sobre su ya alba cabeza, el odio más cerrado, el aborrecimiento más ciego de las siguientes clases:

1-todos los jueces de España y sus familiares, colectivo que es muy numeroso ya que son muy prolíficos como buenos conservadores; como ejemplo del odio de sus compañeros de profesión, citaremos aquí, lo que el magistrado Varela, instructor de las diligencias que el TS tramita contra él, no se cansaba de repetir a los aspirantes a jueces a los que él preparaba: Dios vino al mundo dos veces, una en Belén, Jesucristo, y otra en Jaén, Garzón; lo curioso es que éste no haya recusado a aquél por enemistad manifiesta, tal como ha hecho con De Rosa, Gallego y Robles, integrantes de la Comisión del CGPJ que va a decidir sobre su suspensión;

2-esos 10 millones de votantes del PP a los que hemos dado en llamar TDLC, que lo aborrecen a muerte por haber puesto de manifiesto con su instrucción del caso Gürtel la intrínseca naturaleza corrupta de la derecha;

3-la mayoría de los vascos, sean de la ideología política que sean, porque todos ellos se sienten atacados directamente por las actuaciones de Garzón, que ha puesto fuera de la circulación partidos políticos, diarios, tabernas e incluso instituciones sociales que los de aquella región consideraban intocables por su rancia tradición popular;

4-la inmensa mayoría de los católicos; los católicos son todos de derechas, aunque ellos no lo sepan, sucede con ellos lo mismo que con los madridistas: no se puede ser de izquierdas y: A) creer ciegamente en que han sido elegidos por Dios, lo que les da derecho: a) sentirse superiores al resto de los seres humanos, lo que, a su vez, implica: a’) un status sociopolítico especialísimo, que les atribuye la condición de seres superiores con la capacidad, derivada de su superioridad, de no sólo vivir de una manera distinta a los demás, sino de someter a éstos a unas reglas severísimas de las que ellos, por supuesto, se excluyen; b’) un católico, o un madridista, va por el mundo exigiendo un descarado trato de favor en los campos económico y jurídico porque ellos son los portadores de la verdad, la auténtica verdad, que es lógicamente la revelada directamente por Dios, de tal modo que los demás no debemos ni podemos hacer otra cosa que someternos mansamente a sus clarividentes designios: ¿es concebible siquiera una mayor derecha que éstas?;

5-los socialistas de buena memoria que no han olvidado, que nunca olvidarán que se cargó políticamente a Felipe González, al que también intentó cargarse penalmente consignándolo  siempre, en todas sus manifestaciones públicas mientras investigaba a los Gal, con una X mayúscula, como máximo responsable de la trama, e insistiendo en ello de tal modo que le obligó a realizar una comparecencia pública ante el TS, sentado en un sillón y exponiendo una serie de razonamientos en su descargo; entre estos socialistas habría que destacar a José Barrionuevo y a Rafael Vera, ministro y secretario de Estado de Interior, que sufrieron largas penas de prisión como consecuencia de la actuación de nuestro juez; para estos socialistas lo que ahora le está sucediendo a Garzón no es sino la lógica y justa consecuencia de los excesos cometidos en su contra.

Pero, la política hace extraños compañeros de cama. Una gran parte del socialismo actual, el que teóricamente gobierna ahora nuestro desdichado país, cree que las últimas actuaciones de Garzón le favorecen descaradamente, puesto que han intentado, hasta ahora, sin ningún éxito oficial:

1º) cargarse el franquismo que infiltra todas las instituciones públicas españolas, iniciando, so pretexto de atender las peticiones de los familiares de los asesinados y represaliados por éste que quieren desenterrar de las cunetas, los descampados y esas terribles fosas comunes a sus familiares para darles la debida y conocida inhumación, diligencias penales, para lo que asumió una competencia que evidentemente no tenía sobre la cuestión, pretendiendo que la llamada ley de Amnistía podía considerarse inaplicable al caso por ser contraria a la Declaración de los Derechos Humanos, por lo que resultaban aplicables, en cambio, estos derechos universales, postura inicial que mantuvo irreductiblemente ante los reiterados recursos en contra de la Fiscalía que, entre otras cosas, arguía el definitivo argumento de que todos los Códigos penales del mundo establecen que las responsabilidades de esta naturaleza se extinguen por la muerte de los autores de los delitos y no quedaba vivo ya ninguno de los criminales que podía considerarse coautores con Franco de aquellos crímenes contra la Humanidad;

2º) poner de manifiesto, otra vez, la 1ª fue con el caso Naseiro, el esencial espíritu de corrupción que conforma como básico el ideario de la derecha.

Con tantos y tan bien pertrechados enemigos, el futuro de nuestro juez es, por lo menos, incierto.

Esperemos que nuestros pesimistas vaticinios sean rotundamente desmentidos por los próximos sucesos. Amén.

1 comentario:

Fernando Mora dijo...

Hola.
Está claro que durante sus ya extensos años de actividad, el Juez Garzón ha ido pisando numerosos y poderosos callos como bien enumeras en ésta entrada.
Comentabas en en una escrito anterior que no poca gente confiaba en que el prestigio internacional que sin duda atesora Garzón acabaría con la cacería que está sufriendo éste señor. Humildemente creo, que no es él quién la está sufriendo, que también, sino que es el mismo concepto de Justicia el que está siendo atacado, o al menos lo que yo creo que en algo se le parece la ejecutoria que lleva éste señor.

Como los argumentos jurídicos que expones para dar por exitoso el ataque a dicho juez al no haberse inhibido de una cuestión en la que no era competente parecen irrefutables y, para un absoluto lego en la materia como un servidor, a todas luces válidos... pero prescindibles, ( y digo ésto porque creo sinceramente que basta la voluntad política y/o personal para acabar con la oveja descarriada, que ya se encontrarán argumentos de derecho para "justificarlo" ) ; como decía que parece cosa hecha yo era de los que confiaba en que finalmente fuera la presión internacional la que acabaría por finiquitar ésta situación.
Ciertamente yo a la judicatura la veo como algo de otra galaxia y no tengo idea de como funcionan. A pesar de ello, no se puede dejar de observar que el corporativismo y la endogamia están a la orden del día. Pero pese a todo me cuesta creer que no acaben de alguna manera por estar conectados al mundo y bueno, que si finalmente condenan a Garzón por prevaricación creo que se pondrían en el ojo del huracán de los medios internacionales y eso tampoco creo que sea algo que les interese.
Esto evidentemente no es más que mi deseo, que poco o nada tiene que ver con la que va o pueda suceder.
Si si, soy irremediablemente idealista. No escarmiento.

Un abrazo.

P.D. He seguido en el blog de Saco tu discusión con el muchatxo y está muy divertida. Ahora veo que la has trasladado a tu blog. Al final y a la espera de que en una próxima réplica pueda poner algún argumento veo que ha caído en la descalificación personal. Lástima.

calificacion de las entradas