domingo, 14 de marzo de 2010

Transplantes versus transfusiones de sangre

#158 Comentario por eutiquio14/03/2010 @ 18:14
#139 Comentario por Sergio Zawinul14/03/2010 @ 12:58
Mercedes 1, no me he leído más que un poco por encima el artículo sobre China que nos enlazas. Pero te pregunto, maliciosamente aunque sin acritud (o sea, para crear polémica, pero no para importunarte, que con el genio que tienes no quisiera yo puntos suspensivos), bueno, la pregunta ¿en EE. UU., paraíso de la libertad y la riqueza (XD), hacen los trasplantes gratis? En cualquier caso, el diario El País, más derechista cada día, habla solo desde suposiciones (¿interesadas?) y además omite una cosa muy importante: si en China los trasplantes se hacen con los órganos de los reos condenados a muerte, entonces, la única diferencia con EE. UU. es que los órganos de los ejecutados en China no se tiran a la basura sino que se usan para salvar vidas, aunque sea cobrando, como en EE. UU. No sé
————————————-

¿Es que he sido yo sólo el que ha visto esa película usaniana en la que todos los que mueren en un hospital sin familiares que los reclamen, son llevados a una especie de reservorio en donde los mantiene en hibernación para ir vendiendo sus órganos uno a uno?

¿Es que soy yo sólo también el que piensa que todas esas mujeres, niños y jóvenes que desaparecen misteriosamente en una determinada zona de Méjico son carne de cañón para transplantes?

¿Qué es, entonces, lo que hace diferente a China, que allí no engañan a nadie, que lo hacen todo a las claras, con nombres y apellidos, como en el caso de las adopciones?

Tal vez, Sergio y yo estemos casi descerebrados, o sea, casi transplantados, y no alcancemos a comprender la diferencia entre ajusticiar a un hombre en Texas o hacerlo en Singjiang, con la circunstancia de que en Texas, como él apunta, todos los órganos del ejecutado van a la basura y en China se utilizan para salvar vidas y que, por eso, cobren. El problema, de haberlo, que no acabo de hacerlo, porque, seguramente, hoy tengo el cerebro ausente o más romo que otros días, es quién y para qué se lleva el dinero que sale de estos transplantes. Si es el Estado y lo hace con fines públicos, no acaba de parecerme del todo mal, porque pienso que es mejor que unos órganos que van a pudrirse en la tierra acaben aportando la vida a otros que, sin ellos, morirían al poco. Lo contrario me parece un culto al cuerpo humano rayano con el fetichismo.

Pero, en fin, es muy posible que sobre todo esto yo no haya pensado ni leído lo bastamte y mi FORMACION al respecto sea muy deficiente, lo que supone que estoy dispuesto a cambiar mis juicios de valor tan pronto se me convenza de que estoy equivocado. Por eso, Sergio concluye su comentario con un prudente NO SE, que yo suscribo.

Después de haber colgado el texto anterior en el blog de Saco, han acudido a mi mente 2 reflexiones:

1-que tal vez la maldad intrínseca de la conducta china estribe en la comercialización de los transplantes, cosa que habría que demostrar yendo a fondo en el tema, constatando que ese estudio previo que se realiza pidiéndole al futuro transplantado su  historial clínico no es para compararlo con el de los demás pacientes en lista de espera, para hacer una valoración de todas las circunstancias concurrentes en cada caso; y

2-por qué se condena tan fuertemente la actitud de los Testigos de Jehová por oponerse a las transfusiones de sangre entre sus adeptos

2 comentarios:

elvizca dijo...

Perdona Eutiquio que cambie de tema pero es que tras leer una noticia, se me ocurre que así sigue haciendo amigos Chavez en USA.

y la noticia es:
Las autoridades de Venezuela anunciaron la confiscación de 28 aviones en un hangar situado en El Sombrero, a 230 kilómetros de Caracas. Esta verdadera flota aérea parece ser propiedad de narcotraficantes que la utilizaban para mover droga desde Colombia o con destino a ese país.

Desde que puso fin a su cooperación con la US Drug Enforcemente Agency (la agencia antidroga estadounidense también conocida como DEA, según sus siglas en inglés), Venezuela mejoró considerablemente la eficacia de su lucha contra el narcotráfico. Durante el año 2009, las autoridades venezolanas lograron confiscar 60 toneladas de estupefacientes.


Justicia y Salud (Espero superado el episodio del baño)

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

José Luis, amigo, estoy mucho mejor, gracias, aunque la coas pudo ser muy grave, si no acierto a cogerme a las cortinas lo que evitó que el golpe fuera más fuerte.

El otro día, me llevé una agradable sorpresa al comprobar que tú también eres ¿RoP? y ver cómo te alegrabas de que muchos sáquidas se preocuparan por mi salud.

En cuanto a lo de Chavez y los Usa, creo que aquél tiene tantos cojones o más que Castro, porque está llevando su lucha sin cuartel contra ese imperio tan repugnante como son los EE.UU.

Me gustaría saber, si no te importa, por qué no intervienes ya nunca en el blog de Saco. ¿Hay algún motivo especial?

Aunque creo que lo sabes, quiero ratificarte que tú eres, para mí, una de las personas con más solvencia moral que he conocido en mi ya larguísima vida.

Un fuerte abrazo,

calificacion de las entradas