jueves, 14 de junio de 2012

Alemania ¿lo que busca es implantar en Europa un imperio económico? (II)


 Al final del año, Europa le deberá a Alemania un billón de euros

 Merkel es una mentalidad típicamente germánica.

 Le importa un bledo el sufrimiento de la gente, tal vez porque proviene de la Alemania del Este soviética, lo que atribuye a su carácter germánico un plus más de totalitarismo.

 El caso es que a mí cada día me recuerda más a Hitler, "Alemania, Alemania sobre todo", la conquista de Europa sólo que por otros medios, entonces las panzer divisiones, la Wehrmacht, hoy la puñetera economía, pero el resultado será el mismo.

 No tiene otro sentido lo que está haciendo. Cada día que pasa, hace algo para que uno de los países europeos se hunda un poco más y necesite un poco más a Alemania y ella les hace no ya rogar sino pedir ayuda de rodillas, ¿habría una mayor sumisión si la victoria germana se produjeras mediante las armas?

 El caso de Grecia, todavía no el de España, es paradigmático. Salvar a los helenos aumentando cada día más lo que le deben a la UE es absolutamente imposible, entonces, ¿de qué coño se trata, de jugar con un pueblo hasta que la gente no sólo se suicide ya en las plazas públicas sino que los diputados/as se enzarcen a puñetazos?

 Ya sabemos todos que en Grecia no hay más dinero para sobrevivir que el que Alemania le quiera inyectar ¿hay una mayor dependencia que ésta, estarían peor los griegos si las tropas alemanas patrullaran por su calles?

 Yo creo que no porque entonces podrían pensar que todo ello se lo debían a los inmisericordes dioses de la guerra lo que sería un consuelo muy triste pero un consuelo, al fin.

 Pero debérselo a unos señores banqueros que como Shylock están dispuestos a cobrar su principal e intereses, como sea, si es preciso, arrancando trozos de carne del cuerpo de sus deudores, es, hoy día, demasiado inhumano, incluso para los alemanes.

 La cuestión es: ¿hasta cuándo seguirá Merkel apretándonos las clavijas a todos sus súbditos?

6 comentarios:

Fernando Mora dijo...

La verdadera patria de un hombre es su niñez. Estas gentes se criaron en un entorno de profunda humillación por las derrotas en las guerras y todo lo que eso conllevó, también económicamente. Para un pueblo tan orgulloso como el alemán es muy duro aceptar eso y ahora no puedo dejar de pensar que aparte ya de todo, es puro rencor el que tienen hacia los demás.
Recomiendo la lectura del siguiente post que creo muy acertado.
http://lordismo.blogspot.com.es/2012/06/la-cinta-blanca-de-merkel.html

Futbolín dijo...

Merkel culpa a España por una década de gestión irresponsable

"Sé que es arduo, que es doloroso. Es una tarea hercúlea pero es inevitable", ha insistido en un discurso ante el Parlamento.
La canciller ha insistido en que las ayudas que solicitará España para la recapitalización de la banca conllevan "condiciones" para el sector. La canciller alemana ha justificado la necesidad de las ayudas por la "burbuja financiera" derivada de "una década irresponsable", y ha calificado de "absolutamente correcta" la decisión del Gobierno español de Mariano Rajoy de recurrir a esa ayuda.
Hoy en el Pais

Futbolín dijo...

Tras los pasos del flautista de Hamelin
por Rosa María Artal (Zona Crítica)
Les están invitando a marcharse de España. En todos los tonos. El 52,7% de los jóvenes se encuentra en paro en un país con más de 5,6 millones de desempleados de distintas edades. Cifras récord del mundo industrializado, con porcentajes similares poblaciones de otros continentes han encendido hogueras de lucha. Aquí les dicen que hagan la maleta y se vayan, que será muy positivo para su formación. Argumento verdadero –abre mentes y horizontes vivir otras culturas– pero que, en modo alguno, puede constituirse en una obligación.
Emigrar empieza a ser un ultimátum, en realidad. Por si faltara poco, les restringen el acceso a la sanidad pública. Si a los 26 años no han cotizado (por estudios o por el endémico paro), les retiran la tarjeta sanitaria como ya ha pasado en varios casos dados a conocer. Ante la alarma y la indignación creada, el Ministerio de Sanidad ha anunciado una rectificación del Decreto Ley que así lo estipula. Una tregua forzada. La socialización de las pérdidas se ceba precisamente en salud y educación.
Lo cierto es que hay empleos en Europa esperando al español que los quiera, o eso vinieron a decir en unas jornadas desarrolladas en Madrid en la sede de la Comisión Europea. El problema es que son exclusivamente para titulados y con dominio de idiomas. Y no cualesquiera: investigadores, médicos, ingenieros o expertos en tecnología. Las carreras humanistas no interesan.
Todo ello sin que plantee el menor interrogante a los representantes de la UE que –desde distintas ideologías– aceptan guiarse por el dominio del dinero en el proyecto europeo. La Unión no es para parias. Para ellos, está el modelo que abandera en el gremio el dueño de Mercadona, Juan Roig (más o menos el chino): trabajar mucho y cobrar poco. Y a ser posible sin derechos laborales.
Muchos jóvenes han asumido que no tendrán un trabajo estable jamás y que habrán de embarcarse en el tren de la “movilidad”. No sin dolor, porque no es una opción sino un imperativo si esperan contar con un futuro digno. Un Eurobarómetro de 2011 situaba a los jóvenes españoles como los sextos dispuestos a iniciar una nueva etapa en otro país. El 68% quiere irse al extranjero y de ellos casi la mitad no lleva idea alguna de regresar.
En las jornadas de la UE, Sylvia Sazatornil (Confederal de la Juventud de UGT) pidió que al menos se establezca asesoramiento y apoyo financiero para el traslado. Y criticó que los Servicios Públicos de Empleo no aprovechen el portalEURES, que alguna orientación y oportunidades da. Con un dato significativo: solo el 12% de los europeos conoce la existencia de esta web y únicamente un 2% la ha usado. Un nuevo “éxito” de comunicación de la UE.(continua)

Futbolín dijo...

continuacion..
La Comisión informa, además, que tiene ahí 10.700 millones de euros hasta 2013 para impulsar el empleo juvenil y la creación de pymes en España aún sin asignar, pero acceder a ellos parece labor de expertos en buceo burocrático. Igual vale la pena intentarlo.
El empleo, todo, desde el juvenil al senior, debería figurar como prioridad para los poderes públicos, pero nunca lo es para un neoliberal –de pata negra o asimilado–. Dado el lacerante drama del paro en España, se auspicia la emigración. Con la incertidumbre del balance entre las flores de color de rosa y las espinas que conlleva. Titulado y con ganas –aunque apenas solo así–, lo lógico es que vaya bien. El científico Sergio Pérez Acebrón, coautor del libroActúa, habla del Heildelberg donde trabaja como “una ciudad volcada en la investigación”, de un proyecto común que proporciona beneficios de todo tipo. Cabría preguntarse qué proyecto de país han previsto nuestros gobernantes para España ¿Un geriátrico?
Expulsamos a los jóvenes. A los preparados. Fuera de la irritante búsqueda de la rentabilidad que solo se fija en “el dinero que nos ha costado formarlos”, lo peor es que nos quedamos sin los mejores profesionales para sustentar y levantar España. La “educación” que propicia el PP aún mermará más el acceso a un trabajo digno en Europa. Cameron cerrando las fronteras de Gran Bretaña a los desplazados de la crisis –nosotros por ejemplo–, la UE al completo y en derrumbe suspendiendo hasta Schengen que fue su seña de identidad, y Merkel instaurando los “minijobs” de 400 euros que condenan a la miseria a quien se acerque a Alemania sin un master bajo el brazo. No, la Europa neoliberal no es lugar para parias.
Como en El flautista de Hamelin, problemas mal resueltos arrastran a la juventud española fuera del país. A todos cuantos –hartos– nos planteamos cargar con las maletas, el pasado, el presente y hasta el fantasma de la soledad del nuevo comienzo y huir.
Si no se toman medidas serias –y nada apunta a que se vaya a hacer sino todo lo contrario–, España se convertirá en el geriátrico de Europa. Para los nacionales que queden y, en agravio comparativo, para los jubilados ricos del Norte que, con sustanciosas pensiones, aquí viven como Reyes. Una suerte de balneario con sol, playa, ladrillo y toros. Y juegos de azar y putas. Y procesiones y mucha “seguridad” cautiva de la que propicia el autoritarismo. ¿Es eso lo que queremos? Pues ese futuro ya se ha puesto a caminar.

Lisistrata dijo...

"...Comienza con el problema que había planteado Wilhelm Reich: las masas no fueron engañadas, las masas desearon el fascismo, y eso es justamente lo que hay que explicar. Cómo fue que, como decía Spinoza, hubiera tanta gente luchando por su sometimiento como si estuviera luchando por su salvación. Y la respuesta está en el deseo. Hay una energía libidinal que no tiene un objeto preciso, una corriente despersonalizada e insaciable que habita bajo nuestros intereses conscientes. Y esa fuerza es la que sostiene la sociedad de consumo. No importa tanto tener algo como estar en esa vorágine del consumir. Hay una energía libidinal que nos empuja a engancharnos a fenómenos, como el del fascismo o las finanzas, al margen de que finalmente puedan volverse en contra de nosotros mismos” (José Andres Rojo. Sobre el libro de J.L. Pardo sobre Deleuze).

Futbolín dijo...

Son desviaciones corrompidas de la Líbido si, hay libidos que merecen palos.Un saludo Lucía

calificacion de las entradas